Ayotzinapa y la percepción sobre victimización e inseguridad

Sin duda alguna, la percepción ciudadana en cuestión de seguridad importa mucho y generalmente puede significar más que los números que da cualquier gobierno. A pesar de que el gobierno federal, estatal o municipal señale que los índices de violencia y asesinatos van a la baja, si la percepción de la población es contraria, la población seguirá exigiendo mejores resultados y muchas veces se dejan de ver las acciones positivas que se han realizado.

Después de más de un año de ocurridos los lamentables e indignantes hechos en Ayotzinapa donde desaparecieron 43 estudiantes normalistas por orden, en un principio, del presidente municipal de Iguala, José Luis Abarca y su esposa, existen varias personas detenidas, restos de dos estudiantes normalistas encontrados en el basurero de Cocula y algunas líneas de investigación por parte de la PGR pero existen más versiones y dudas sobre lo ocurrido el 26 de septiembre de 2014.

Después de algunos días de lo ocurrido, la PGR atrajo la investigación de los hechos y aprehendió a José Luis Abarca y su esposa, un gobierno emanado del PRD y renunció el exgobernador Ángel Aguirre, también del PRD, pero después de algunas semanas y que la investigación no daba buenos resultados, la opinión pública comenzó a “culpar” al gobierno federal sobre la poca seriedad o capacidad para investigar lo ocurrido y dar una respuesta a los familiares de los desaparecidos, escenario que no favorecía en un contexto electoral durante los próximos meses.

El pasado 7 de junio hubo elecciones en Guerrero y tomando en cuenta el desgaste de la imagen del Gobierno Federal por los resultados en la investigación, todo parecía indicar que el PRI no recuperaría Guerrero pero al parecer la percepción de la población guerrerense decidió castigar al PRD, partido del cual provenían José Luis Abarca y Ángel Aguirre y se llevó el triunfo el Partido Revolucionario Institucional.

Ha sido tanta la importancia que a nivel internacional se le ha dado a este caso, que han intervenido instancias como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y la Organización de las Naciones Unidas.

Fue el pasado 7 de octubre cuando Zeid Ra’ad Al Hussein, Alto Comisionado de las Naciones Unidas, dio una conferencia de prensa al final de una visita a nuestro país que duró 3 días.

Si bien el Alto Comisionado reconoció que México ha tenido avances en la protección de garantías individuales, comentó que estos avances deben ser consolidados.

«Ha habido desarrollos legislativos muy importantes, incluyendo la reforma constitucional de 2011 y las enmiendas que han pavimentado el camino para nuevas leyes generales que atienden dos de las más apremiantes problemáticas de derechos humanos: la desaparición forzada y la tortura».

Lo más preocupante para el Gobierno Federal que en un principio no aceptó los resultados de la investigación que realizaron los expertos de la CIDH, es que el Alto Comisionado de las Naciones Unidas respaldó lo informado por la CIDH. «Sí respaldo por completo sus hallazgos, que coinciden en gran parte con las opiniones de mi oficina y de varios expertos de órganos internacionales de derechos humanos de la ONU y que recientemente han visitado o informado sobre la situación de México».

De igual manera el Alto Comisionado comentó que prepara algunas recomendaciones para el Gobierno de México y adelantó algunas medidas:

  1. Fortalecer de manera urgente las procuradurías del país para asegurar que las violaciones a los derechos humanos sean adecuadamente investigadas, conduciendo resultados a tiempo.
  2. Fortalecer de manera urgente la capacidad de la Policía para llevar a cabo sus funciones de seguridad pública en línea con las obligaciones de derechos humanos, incluyendo el desarrollo de un marco legal sobre el uso de la fuerza.
  3. Adoptar un cronograma para el retiro de las fuerzas militares de las funciones de seguridad.
  4. Implementar las recomendaciones del Grupo Interdisciplinario de Especialistas Independientes y considerar mecanismos similares de seguimiento para otros casos graves.

Como bien lo dijo el Alto Comisionado, las recomendaciones que está preparando son de manera “urgente”, ya que así es el problema que se vive hoy en día en México, aunque también reconoció que México “va en la dirección correcta” y comentó que “el Presidente está completamente consciente de la dimensión del problema y enfaticé que el Ejecutivo pudiera implicar un mayor sentido de emergencia y que podemos ver resultados mucho más rápido. En las reuniones conmigo encontré que hubo una honestidad, una sinceridad de discutir todos estos temas y el reconocimiento de que la situación tiene qué cambiar”.

Sin duda alguna, la situación en el país tiene qué cambiar y con ello la percepción de la ciudadanía y estos cambios se tendrán que dar cuando las autoridades comiencen a dar resultados positivos, en primer lugar con la prevención de delitos y en segundo lugar con respuestas positivas en las investigaciones, como por ejemplo en el Caso Ayotzinapa.

El gobierno federal todavía tiene pendiente la respuesta para los padres de 41 normalistas, ya que al parecer los restos encontrados en el basurero de Cocula sí correspondían a dos de los estudiantes. ¿Cuánto tiempo más necesitarán para tener una respuesta sobre lo ocurrido?

Percepción de victimización e inseguridad pública

Como cada año, el INEGI realiza la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Inseguridad Pública, este año la encuesta nos muestra que la percepción del 59.6% de la población en Jalisco es que la inseguridad es el problema que más la aqueja, seguido por el desempleo con el 43.7% y el aumento de precios con el 31.4%. Cabe mencionar que en percepción de inseguridad Jalisco está 1.6% arriba de la media nacional.

Para el periodo marzo-abril del 2015, el 69.6% de la población de 18 años o más del estado de Jalisco considera que vive en un estado inseguro, teniendo un aumento de 1.6% respecto al 2014, estando por debajo de la media nacional que es de 73.2%.

Habrá qué esperar que con acciones contundentes la percepción sobre la confianza en las instituciones y la percepción de inseguridad se modifiquen poco a poco, pero todo dependerá de los resultados que veamos en los índices de inseguridad.

La percepción sobre instituciones

Sin duda la percepción de la población también radica en la confianza en las instituciones, siendo la Marina en Jalisco la que mayor confianza inspira:

  1. Marina 84.8%.
  2. Ejército 79.1%.
  3. Policía Federal 58.7%.
  4. PGR 51.8%.
  5. Policía Estatal 51.6%.
  6. Policía Ministerial 48.9%.
  7. Ministerio Público y

Procuradurías. 46.0%.

  1. Jueces 43.7%.
  2. Policía Municipal 40.1%.
  3. Policía de Tránsito 34.1%.

 

Alfredo Ceja

Comunicación • Política • Seguridad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.