GUADALAJARA, CIUDAD RESILIENTE.

Fue el pasado miércoles 25 de mayo cuando se anunció que Guadalajara será ciudad resiliente, según la Fundación Rockefeller, con gran expectativa se dio a conocer la asistencia del gobernador del estado, Jorge Aristóteles Sandoval a Washington para recibir tal reconocimiento.

La Fundación Rockefeller nombró al Área Metropolitana de Guadalajara como una de las 33 ciudades del mundo que se integrarán a la red 100 Ciudades Resilientes. El premio fue otorgado por el planteamiento del Fondo Metropolitano 2016–2018, que considera la construcción de la Línea 3 del Tren Ligero y el hecho de que la planeación urbana gire en torno a esta como línea troncal.

En primer término, hay que dejar claro qué es una ciudad resiliente y qué se necesita para que Guadalajara sea considerada así, ya que es un concepto que está de moda en todo el mundo.

Dicho concepto, según la Real Academia de la Lengua Española, la resiliencia es la capacidad humana de asumir con flexibilidad situaciones límite y sobreponerse a ellas. El programa de ciudades resilientes de ONU-Hábitat, define las ciudades resilientes «como aquellas que tienen la capacidad de recuperarse rápido de los impactos que sufre el sistema».

Todos los asentamientos humanos sufren cambios o afectaciones diariamente y pueden estar relacionados con la energía eléctrica, suministro de agua, huelgas que afectan al transporte público o servicios públicos que por su mal funcionamiento afectan a la ciudadanía.

Otros problemas que pueden enfrentar las ciudades son externos como desastres naturales, conflictos armados que al final afectan a la ciudadanía.

Ante todos estos problemas que pueden generar una crisis, es donde entra en funcionamiento si la ciudad es resiliente o no, ya que dependerá de su capacidad de respuesta y adaptación, la forma en cómo haga frente al problema y lo pueda solucionar.

Las ciudades que forman parte de la red 100RC reciben apoyo para contratar un Director de Resiliencia, de igual manera pueden acceder a recursos económicos y a relaciones con otras ciudades como Buenos Aires, Montevideo y Panamá que también forman parte de esta lista.

10 factores necesarios.

Hoy le toca a Guadalajara trabajar para ser catalogada como ciudad resiliente por la Fundación Rockefeller y estos son 10 factores que deben ser considerados para ello:

  1. Agricultura apoyada por la comunidad:
    1. Construir y mantener huertos urbanos junto a los vecinos, para lograr desarrollar un sentido de pertenencia y ayudar así a aumentar las áreas verdes y disminuir la contaminación. Sin duda este trabajo deberá realizarse en colaboración con el Consejo Agropecuario de Jalisco, organismo que tiene amplia experiencia en el tema y sobre todo enfocado a los huertos urbanos.
  2. Ciudades caminables:
    1. La conexión con el comercio, el transporte y entre barrios que ofrecen las ciudades caminables, es un beneficio que impacta directamente en el medio ambiente y en la economía del lugar, además de la salud de sus habitantes. Por eso, si una ciudad cuenta con calles bien conectadas y una red de transporte público eficiente que permita acceder a ellos, los ciudadanos no deberían tener la necesidad de usar automóvil. Si bien esta iniciativa de considerar a Guadalajara como una ciudad resiliente es por la construcción de la Línea 3 del Tren Ligero, todavía hay mucho por hacer en las calles para garantizar la accesibilidad a personas con alguna discapacidad.
  3. Redes de comunicación:
    1. Para que una ciudad cuente con redes de comunicación eficientes, es necesario que los sistemas estén conectados y que en caso que uno o varios de estos fallen, lo ideal no sólo es que la comunicación entre algunos de ellos se mantenga, sino que siga siendo confiable. En este tema hay mucho qué trabajar porque lamentablemente vamos por una línea 3 del tren ligero pero la 2 está en proceso de ampliación y el transporte público no es eficiente, para lo cual se podrían apoyar en el Observatorio Ciudadano de Movilidad y Transporte Público que hasta el momento ha sido ignorado con las 37 recomendaciones emitidas.
  4. Biomimetismo:
    1. El biomimetismo es la innovación que realiza el ser humano con el diseño y ciertos procesos que está inspirada en la naturaleza, ya que esta ha sido capaz de desarrollar tácticas de resiliencia.
  5. El impacto de las inversiones:
    1. De una u otra manera, las inversiones que realizan las empresas y organizaciones generan impactos ambientales y sociales en su entorno que se pueden medir de acuerdo al retorno económico. Jalisco actualmente se caracteriza por sus altos niveles en Inversión Extranjera Directa, por lo que se podría aprovechar y que se empiece a hablar bien de Jalisco en distintas partes del mundo, tratando de que las inversiones que lleguen sean medidas de manera adecuada en cuanto a la eficiencia y resultados que tienen.
  6. Biocombustibles:
    1. Como una manera de disminuir la dependencia del petróleo y su impacto en el medio ambiente, una buena opción son los biocombustibles, con el biodiésel y el etanol. Lamentablemente, en este tema, tanto Jalisco como México van muy atrasados y no se ve que en un futuro cercano podamos estar hablando del uso de biocombustibles por ejemplo para automóviles.
  7. Presupuestos participativos:
    1. Una buena forma de lograr que la gente se involucre con sus vecinos y desarrolle un sentido de pertenencia es a través de su participación en la discusión de los presupuestos públicos. En lo cual podemos decir que ya se está trabajando y algunos municipios del Área Metropolitana de Guadalajara ya han implementado estos ejercicios al momento de cobrar el impuesto predial.
  8. Sistemas públicos de bicicletas:
    1. La fundación considera necesario que las ciudades ofrezcan alternativas públicas de movilidad, como los sistemas de préstamos de bicicletas, para que estén al alcance de los ciudadanos, en Guadalajara hasta hace poco se implementó un programa de este tipo, y se ha pensado en incrementar su número, solo hay que recordar que no solo es poner las bicicletas, sino garantizar la seguridad y las condiciones de las vialidades por las que transitarían los ciudadanos que las utilicen.
  9. Resiliencia social:
    1. Es la capacidad de las comunidades de prepararse, adaptarse y recuperarse de una crisis.
  10. Vías de tránsito rápido:
    1. Los corredores, las vías separadas de transporte como BRT, tren ligero, ciclovías no permiten el ingreso de vehículos privados con el fin de que el transporte público sea más rápido. En Guadalajara se cuentan con varios de este tipo, el tren ligero, macrobús, ciclovías, pero, sin duda, falta mucho por hacer y se deben incrementar este tipo de proyectos que facilitan la movilidad en la ciudad.

Sin duda, es bueno que se busque mejorar en calidad de vida y sobre todo previniendo alguna crisis, y es muy interesante que Guadalajara sea parte de este programa, pero los gobiernos tanto estatal como municipal tienen mucho por hacer para mejorar en esos 10 factores y consolidar a Guadalajara como ciudad resiliente.

Alfredo Ceja

Comunicación • Política • Seguridad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.