INDICE DE COMPETITIVIDAD ESTATAL 2016

Desde hace algunos años se ha dicho que son muchos los problemas que tiene nuestro país, pero dejando fuera el tema de seguridad, sin duda el que más preocupa es el desarrollo económico y por ende la competitividad porque de ahí se desprenden muchos beneficios para la ciudadanía, el empleo, el crecimiento económico, mejores salarios y por ende una mejor calidad de vida.

El Instituto Mexicano para la Competitividad a lo largo del año realiza distintos estudios y en esta ocasión presentaron, hace unos días, el Índice de Competitividad Estatal 2016 que realizan cada dos años, para poder contar con información más certera y clara.

Con este Índice, el IMCO busca medir la capacidad de los estados para atraer y retener talento e inversiones, ya que la competitividad se traduce en una mayor productividad para la economía y bienestar para la ciudadanía, un concepto que está muy de moda y es bastante utilizado por los gobernantes en nuestros días.

El Índice de Competitividad Estatal 2016 (ICE) está compuesto por 100 indicadores, categorizados en 10 subíndices. El análisis muestra los avances y retrocesos en cada uno de los subíndices en las 32 entidades. De 2012 a 2014, de los indicadores evaluados, 53 mejoraron, 30 retrocedieron y 17 se mantuvieron igual.

Algunos de los resultados en esta ocasión fueron los siguientes:

  • Las entidades más competitivas son: Ciudad de México, Aguascalientes, Nuevo León, Colima y Querétaro.
  • Los estados que más avanzaron en el índice general fueron Nayarit, Sonora y Puebla.
  • Los estados que más retrocedieron en el índice general fueron Baja California, Veracruz y Baja California Sur.
  • Cinco estados concentran 56% de las exportaciones (Baja California, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas), mientras que 13 estados no suman ni 3% del total nacional.
  • Los empleos formales son mejor pagados. En la Ciudad de México un trabajador formal gana en promedio $8,674 mientras que en Chiapas gana $6,715.

Caso Jalisco.

            En esta ocasión Jalisco se ubicó en el octavo lugar, retrocediendo un lugar en comparación con la edición anterior realizada en 2014.

En el rubro donde Jalisco sigue padeciendo y no obtuvo buenos resultados es en el Sistema de Derecho Confiable, ya que pasó del lugar 20 al 23 superado por Sinaloa, Zacatecas o Chihuahua, que tienen mejores condiciones para el orden y la paz pública, así como más certeza jurídica para inversionistas, aunque la percepción posiblemente sea diferente.

Los últimos lugares en el índice fueron para Guerrero, Oaxaca, Chiapas, Michoacán y Veracruz.

Diferencias en el país.

Sin duda, desde hace muchos años se ha visto la diferencia en el desarrollo económico y el crecimiento entre algunos estados y otros, pero cuál es la diferencia entre los estados que más crecen y los que no.

El estudio identifica 6 factores con los que cuentan los estados más desarrollados, siendo los siguientes:

– Comercio internacional.

– Industrias competitivas.

– Energía.

– Formalidad laboral.

– Más empresas.

– Educación Pertinente.

Para poder mejorar las condiciones en los distintos ámbitos que el mismo IMCO identifica como importantes, también propone que se tomen las siguientes medidas.

  • El empleo formal es la mejor estrategia de combate a la pobreza.
  • Supervivencia de la empresa formal debe ser objetivo de la política pública.
  • Empresa formal que crece y sobrevive es un medio indirecto, pero eficaz para combatir la pobreza.
  • Infraestructura inteligente.
  • Utilizar las Agendas Estatales de Innovación CONACYT para desarrollar planes curriculares pertinentes de educación técnica y superior.
  • Desarrollar planes de infraestructura alineados a la generación de industrias:
  • Con análisis costo-beneficio
  • Número de beneficiarios
  • Priorizar por retorno de la inversión
  • Facilitar la creación de empresas y fomentar su crecimiento.
  • Simplificación de trámites mediante gobierno electrónico y ventanillas únicas.
  • Capacitación financiera y acceso a capital.
  • Asignación de subsidios y recursos de manera transparente y competida.
  • Combatir la extorsión gubernamental y criminal, clausura injustificada, mordidas de autoridades locales y corrupción.
  • Más y mejores empresas: Más y mejores empleos formales.
  • Reducir los costos de la formalidad.
  • Reducir las tasas de impuesto a las nóminas estatales.
  • Educar a los estudiantes para mejorar su empleabilidad y su ingreso potencial.
  • Invertir en paneles solares para hogares.
  • Mejorar el balance financiero y la sostenibilidad fiscal de la CFE
  • Reducir el subsidio a la electricidad
  • Aumentar la inversión de los hogares y su rentabilidad
  • Liberar recursos de la matriz energética para poder llevarlos a la industria

Sin duda son muchas los puntos de mejora y las propuestas que realiza el IMCO para que los estados puedan avanzar en el índice de competitividad.

En Jalisco se tiene la Agenda Única de Competitividad como herramienta para dar seguimiento y lograr mejorar en todos los puntos que toma en cuenta el IMCO, en dicha agenda convergen las propuestas y puntos de vista tanto del Gobierno del Estado, como de los organismos empresariales como el Consejo de Cámaras Industriales de Jalisco, CANACO, COPARMEX, COMCE y Consejo Agropecuario.

Sin duda es una herramienta y un ejercicio bastante útil que podría ser, sin duda, el eje rector de las políticas públicas en el Estado, y por ende de dar seguimiento y continuidad a lo que ahí se proponga.

El Gobierno del Estado de Jalisco tiene como meta al terminar el sexenio que Jalisco se ubique en la posición número 5 del Índice, esperemos que con el trabajo en conjunto del Gobierno y el Sector Empresarial, así como las universidades se pueda lograr el objetivo que sin duda beneficiaría a la calidad de vida de todos los jaliscienses.

 

Alfredo Ceja

Comunicación • Política • Seguridad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.